VAL THORENS, UN ÉTAT D'ESPRIT

VAL THORENS, UN ESTADO DE ÁNIMO

¡Reinventemos los placeres de la montaña!

Val-Thorens es un estado de ánimo. Puro espíritu de actitud y de altitud. Es la estación que combina lo mejor del esquí y un entorno incomparable, relajado, dinámico y exquisito.

Un lugar donde dejarse llevar por los deseos, siempre a su ritmo, y donde multiplicar las buenas experiencias: la armonía está garantizada. El objetivo final: ¡sentirse vivo!

Ambientes acogedores y una naturaleza portentosa, sin barreras ni fronteras. Aquí se dan cita quienes quieren y saben que altura, colores y placer pueden compartir la misma frase.

Situación

Abierta del 18 de noviembre de 2017 al 8 de mayo de 2018, Val-Thorens, situada en el Valle de Belleville (Saboya), es la estación con mayor altitud de Europa y el punto culminante de la Comarca de los Tres Valles, la mayor área esquiable del mundo con más de 600 kilómetros de pistas.

>> Descubra nuestro territorio esquiable y los deportes de invierno en versión Val-Thorens

El ambiente

Se trata de una estación joven, pero ideal para todas las edades. En familia, entre amigos, en pareja… descubra el estilo de vida Val Thorens.

A las distintas opciones para esquiar se añaden diferentes hábitos y filosofías, una rica y variada oferta de alojamientos, una lista interminable de actividades, así como eventos de rango internacional.

Una estación en la que vivir es gozar

Sin tensiones... sumérjase en la tranquilidad. La estación es semipeatonal y cuenta con todo tipo de comodidades para disfrutar al máximo de los placeres y para evadirse de la rutina. Pan recién hecho por la mañana, salida en esquí desde el chalet, paseo para ir de compras al caer la tarde y restaurantes cercanos para la noche.

En Val-Thorens el visitante logra olvidar su vida cotidiana y gozar auténticamente de las delicias y del aire saludable de la montaña.

Una estación exquisita

Val-Thorens cultiva el arte de vivir en la montaña en todas sus manifestaciones, y los placeres gustativos están a la altura gracias a una rica oferta de establecimientos recomendables (más de 40 bares y 60 restaurantes).

Un recorrido exquisito que reúne todo tipo de sabores y que deleitará a los paladares más exigentes.

En sus cabañas alpinas convertidas en refugios gastronómicos entre cumbres nevadas, donde tradición y modernidad se funden armoniosamente, Val-Thorens ofrece una cocina variada capaz de satisfacer todos los apetitos, incluso los más sibaritas.

Deportiva y relajada

Devota de la innovación en todas sus formas, Val-Thorens ofrece numerosas actividades aparte del esquí, algunas de las cuales (no poco insólitas) no se practican en ningún otro lugar.

Travesías nocturnas, excursiones con cochecito, trineo en la pista más larga de Francia, BTT sobre nieve, conducción sobre hielo… ningún deseo queda sin cumplir.

La montaña se concibe de manera plural y personal, en busca de sensaciones fuertes y de desafíos extremos, o bien en comunión con la Madre Naturaleza.

Déjese mimar y disfrute...

Recargue baterías durante su estancia gracias al saludable aire de la montaña. Nuestro menú es insuperable: serenidad, belleza y relax.

Comenzamos con unos pasos de baile en el centro deportivo, algunas brazadas en la piscina, un rato de burbujeo en el jacuzzi o incluso un poco de step... y después rumbo a uno de los numerosos espacios de bienestar de la estación para recibir un masaje reparador y para potenciar nuestro lado zen.

Tras el esquí, incontables opciones

Después de un buen día de esquí, disfrute de otros placeres. Al anochecer, los clubs al aire libre en las pistas, donde podrá contemplar los últimos rayos solares, la bolera para compartir risas entre amigos, un concierto de música clásica y jazz, o todo tipo de animaciones con las que entretenerse.

Sean cuales sean sus preferencias y su edad, encontrará su actividad para poner la guinda a la jornada. ¡Val-Thorens, “the place to be”!

Club Val Thorens