El Koh-I Nor es un diamante de 105,6 quilates engarzado en la corona de la familia real británica. En persa Koh-I Nor significa "montaña de luz". Una temática que encontramos en la arquitectura de este hotel, donde reina una suave armonía entre lujo, gastronomía y relax.

Situado en la cima de la estación más alta de Europa, el Hôtel Koh-I Nor, disfruta de una situación excepcional con una vista espectacular sobre el circo blanco de la estación.

Las 63 habitaciones y suites del hotel disponen de una vista inolvidable sobre la montaña o el pueblo.

Los 3 restaurantes, la terraza panorámica, el bar lounge, el spa de 800 m² con 2 piscinas, o el business center, son algunos de los espacios que podrá disfrutar durante su estancia. En el Koh-I Nor cada detalle ha sido pensado para satisfacerle. El marco es excepcional, los servicios de alta gama y el personal muy atento y solícito.